[REVIEW] Londres se rinde ante ARMY y BTS con Love Yourself: Speak Yourself

Los días 1 y 2 de este mes en el emblemático Wembley se vivieron dos noches que los asistentes van a tardar mucho tiempo en olvidar: los conciertos de la gira Love Yourself: Speak Yourself de BTS, las dos primeras paradas del grupo en Europa. Tanto si tuviste la suerte de poder asistir a los mismos como si no, desde BA NA NA queremos recordar con vosotros como fueron estos dos impresionantes shows así como todo lo que tuvo lugar en Londres con relación al grupo, ¡que no fue poco! Si quieres enterarte de todo, sigue leyendo. 

La capital londinense, más ARMY que nunca 





Londres se preparó a conciencia para la llegada de los 7 chicos y todo ARMY. Sabían que iba a ser un evento especial, único. Algunos incluso lo compararon con el movimiento que lograron los Beatles en las mismas calles, y la verdad es que, no fue para menos. 

Desde las Pop Up de BTS y BT21, el evento de Hyundai, el Puente de Londres y el mítico Wembley… Todo estaba medido al detalle para hacer que ARMY disfrutara al cien por cien de la capital londinense. ¡Y es que casi no había tiempo para ver todo lo que la ciudad ofrecía! 

La Pop Up de BTS era una parada obligada si estabas en la ciudad. Situada en la 89 1/2 Worship ST la tienda abrió sus puertas el 28 de mayo y estuvo instalada hasta el día 3, justo un día después del último concierto. Encontrar la tienda no era complicado, simplemente había que seguir el rastro de personas que portaban bolsas rojas con el logo del grupo estampado y llegarías sin problemas. Lo complicado era poder acceder. Colas de varias horas eran necesarias para poder disfrutar de la experiencia en el interior de la misma, pero valía la pena.

 

Completamente pensada por y para ARMY, la tienda ofrecía un ambiente muy similar al que se vivió en el recinto del concierto. Podías encontrar dentro desde las camisetas, sudaderas y los distintos artículos que estaban disponibles para comprar, hasta los muñecos y el juego de UNO de la colaboración con Mattel, diferentes escenarios preparados para hacerte un par de fotos y una pantalla enorme donde iban reproduciendo los MVs de los chicos. El staff y los miembros de seguridad merecen una mención por lo amables que fueron en todo momento, siempre al servicio de los clientes, bailando y cantando las canciones que constantemente iban reproduciendo, incluso te animaban a hacer lo mismo que ellos y, sobre todo, ¡disfrutar muchísimo! Además, solo por asistir y ver lo que la Pop Up guardaba en su interior te regalaban una pulsera. Era una experiencia que merecía la pena vivir. 



A un par de paradas de metro de allí, en el barrio de Candem, se encontraba el otro punto caliente de Londres: la Pop Up de BT21. Gracias a la fanbase londinense del grupo (@bangtanUK), ARMY pudo disfrutar de una tienda dedicada a estos 8 simpáticos personajes fruto de la colaboración de BTS y Line Friends desde el 28 de mayo hasta el 2 de junio. Como era de esperarse, para poder comprobar con tus propios ojos lo que guardaba el interior de la misma también era necesario aguantar colas de varias horas que parecían ser interminables, pero no era un impedimento para los fans, que no dejaban el local vacío en ningún momento.

 
  

¡Pero eso no era todo lo que ofrecía la capital, ni mucho menos! El jueves 30, desde las 6 hasta las 7 de la tarde, en Picadilly, la marca de coches surcoreana Hyundai preparó un evento para todos los fans que quisieran acercarse a disfrutarlo. Durante esa hora, en las pantallas gigantes de la conocida plaza, se proyectó un short film exclusivo de la marca en colaboración con el grupo, ¡y os aseguramos que fue todo un éxito!







Una publicación compartida de Hyundai (@hyundai_worldwide) el



Durante todos estos eventos, si te fijabas bien, podías ver muchísimas cámaras de televisión que cubrían todo lo que ocurría en las calles de Londres. La más llamativa para todos, sin duda, fue la de la SBS, y sabemos que grabaron a varias ARMYs españolas, ¿Fuiste tú una de las afortunadas

Wembley, el santuario ARMY 

Si ya llevabas varios días en Londres, seguro que sufriste de agujetas la mañana del primer concierto, pero no era impedimento para emprender camino a Wembley, ¿verdad? Desde primera hora de la mañana el recinto se llenó de fans que esperaban en diversos sitios. Podías elegir entre hacer cola para hacerte con tu artículo favorito del merchandising del tour, poner a punto tu ARMY Bomb para el concierto en las diversas Paring Booth, acceder al BTS Studio o hacerte una foto en uno de los Photo Wall que rodeaban el estadio.




A medida que avanzaba el día, la avenida decorada con las banderas de los 7 chicos empezaba a llenarse. Los nervios a flor de piel, grupos de personas bailando sus canciones favoritas, otras cantándolas, gente regalando algunas photocards para que te llevaras un bonito recuerdo de aquel día, televisiones de todas partes del mundo grabando el ambiente para retransmitirlo… Todo estaba preparado para que diera comienzo el tan esperado evento.

A las 4 de la tarde y de forma puntual comenzó el soundcheck al que solo pudieron acceder las personas con entrada VIP y, media hora más tarde, se abrieron las puertas para que Wembley se fuera llenando. En el interior, más tiendas de merchandising y Paring Booth, así como puestos de comida y el magnífico escenario en el que se alzaban imponentes algunos objetos tapados con telas blancas que resultaron ser columnas que se utilizarían para la canción que abriría el concierto: Dionysus.


Cuando las pantallas donde se repitieron los MVs del grupo desde las cuatro y media de la tarde hasta las siete y media, reprodujeron el MV de IDOL el Wembley se vino abajo. Todo indicaba que el concierto estaba a punto de comenzar, sobre todo porque las luces del escenario se encendieron y empezaron a moverse al ritmo de la música. Era un claro indicador. Pero lo que vino a continuación, el VCR que daba inicio al concierto fue el pistoletazo de salida para una de las mejores noches que se han vivido en aquel estadio. 


Con el escenario decorado con columnas y dos jaguares plateados gigantes, Dionysus comenzaba y los siete integrantes hacían acto de presencia acompañados de un sinfín de bailarines. Como era de esperarse los decibelios subieron hasta niveles insospechados y los chicos no podían dejar de agradecerlo con algunas palabras en inglés en mitad de las primeras canciones dedicadas a todos los asistentes, así como a VLive, que retransmitió el concierto en directo.


Tras el potente ritmo de Dionysus, los chicos siguieron el concierto con la igual de poderosa Not Today y sorprendieron al público con Outro: Wings, canción del disco Wings: You Never Walk Alone que pocos asistentes esperaban pero que fue un regalo maravilloso. Entre saludos y bromas (el mítico "EO" de Freddie Mercury que recreó Jin) los chicos dieron el discurso de bienvenida en inglés para todos los que se encontraban en el estadio y viendo el directo en sus casas y fue el turno del segundo VCR, uno protagonizado por Jungkook y J-Hope, el mismo que se pudo disfrutar en el anterior tour: Love Yourself.


Que el VCR girara alrededor de los dos integrantes no era una casualidad, puesto que las canciones que siguieron a continuación fueron las espectaculares Trivia 起: Just Dance y Euphoria, los solos de J-Hope y Jungkook respectivamente. Durante Euphoria, Jungkook sobrevoló a quienes se encontraban en pista gracias a un mecanismo que implantaron únicamente para esta canción. Él mismo contestó que tenía una “cuenta pendiente” con Europa por no haber podido bailar Euphoria durante el tour anterior debido a una lesión… ¡Y vaya si nos recompensó con creces! 

Tras el mágico momento vivido con el maknae, fue la hora de Best Of Me. Los siete integrantes volvieron a reunirse sobre el escenario para dar paso al tercer VCR. Esta vez, turno de Jimin y RM que hicieron que Wembley muriera de ternura con los stage de Serendipity y Trivia 承: Love. Jimin cautivó los corazones de ARMY apareciendo dentro de una burbuja, las mismas que al final de la canción llenaron el estadio, mientras que RM sorprendió a todos con el juego audiovisual a lo largo de su actuación, que llenó el escenario de corazones azules y un mensaje final, donde se leía “I Love London” en coreano.


Tras estos dos adorables solos, y siguiendo con el tema del amor, llegó el turno de la canción principal del último disco, Map Of The Soul: Persona, y los siete integrantes subieron de nuevo al escenario para presentar Boy With Luv y dar paso al medley de este tour, formado por las clásicas, pero imprescindibles: Dope, Fire y Baepsae. Para dar el punto final al ecuador del concierto, IDOL comenzó a sonar por los altavoces al ritmo de tambores y fuego. Tras poner a todo el mundo en pie, llegó el momento del cuarto VCR, un concepto más frío llegó a las grandes pantallas instaladas en Wembley, era la hora de V.


Tumbado en una cama, así fue como Taehyung comienza Singularity en esta ocasión. Capaz de dejar mudo a ARMY que solo podía contemplar con la boca abierta lo que sucedía en el escenario. Seguido de Fake Love (Rocking Vibe Mix), ambas canciones consiguieron llevar a las fans a Love Yourself: Tear, el segundo mini álbum perteneciente a la era Love Yourself, el cual estaba cargado de ese concepto más oscuro. 

 

De nuevo, otra VCR. La quinta y última, protagonizada por Suga y Jin, anunciaba que el final del concierto estaba cada vez más cerca. Ambos miembros se presentaron son sus solos: Trivia 轉: Seesaw y Epiphany, que emocionaron al público hasta el punto de hacerlos llorar. Y si estas dos canciones no fueron capaces de conseguirlo, seguramente la siguiente sí que se llevó un par de lágrimas: The Truth Untold, la canción de la vocal line por excelencia. 

Pero, como no todo podían ser lágrimas, la rap line irrumpió con fuerzas para presentar Outro: Tear y cambiar por completo el ambiente de Wembley, finalizando con MIC Drop antes de hacer el descanso que daría paso al Encore de aquella noche. 

Encore, el momento más esperado 

Empezó con Anpanman, una de las canciones más esperadas, donde pudimos disfrutar de los 7 chicos jugando con un gran castillo hinchable que se alzó en mitad del escenario. Verlos disfrutar como si de niños pequeños se tratara arrancó miles de sonrisas de todos los presentes. El ambiente festivalero en su máxima expresión se sintió cuando, tras limpiar el escenario, llegó el momento de So What y tras aquello el ARMY TIME con Make It Right. Fue la canción elegida en esta ocasión para que todos los asistentes enseñaran los banners diseñados por @June_Love_BTS (primer día) y @SnowBunnyTae  (segundo día).




Emocionados y tras dar el discurso de despedida, Mikrokosmos cerraba la noche entre fuegos artificiales y el logo de BTS, que se alzaba imponente en mitad del escenario, dando el broche final a una noche increíble donde tanto los chicos como todo el público, el presente y el que lo vivió todo a través de VLive, disfrutó como nunca. “Special Thanks To Our Biggest Voice, ARMY” es lo que rezaban las pantallas al finalizar los créditos del concierto.


Entre lágrimas, abrazos, risas al recordar todo lo vivido y miles de recuerdos Wembley se fue vaciando. Una última sorpresa esperaba a la salida del mismo, cuando el arco que cruza el estadio estaba iluminado en morado, debido al significado tan grande que este color guarda para el fandom y el grupo. Esto solo hizo que más lágrimas llegaran hasta los ojos de todos los asistentes, que emocionados, volvían a casa. 
¡Pero la cosa no quedaba ahí! Todavía había un día más que vivir, un segundo concierto que dar y más sorpresas preparadas para ARMY y BTS. 

El segundo día de concierto transcurrió exactamente igual, hasta que llegó el momento del descanso previo al comienzo del encore. ARMY estaba alegremente disfrutando: haciendo la ola, viendo como las ARMY Bombs iluminaban todo el estadio o coreando los nombres de los chicos cuando un mensaje nunca visto hasta el momento apareció en las pantallas

De parte de Big Hit, se pedía a todo ARMY que en el momento en el que en esas mismas pantallas apareciera el mensaje: ARMY SING, todo el estadio comenzara a cantar el coro de Young Forever. Era un secreto, algo que los chicos ni siquiera podían imaginar, y todo el fandom allí presente quedó sorprendido ante esta nueva misión. 


Y, cuando llegó el momento y todo el público comenzó a corear la canción, los chicos quedaron sin palabras. Emocionados, algunos empezaron a llorar. Jungkook, Jimin y J-Hope no podían aguantar sus lágrimas. V y Jin, emocionados, miraban al público sin creer lo que estaba pasando e incluso se unieron a cantar con todos. RM y SUGA, por su parte, solo podían mirar a su alrededor, sonrientes, sin creer lo que estaban viviendo. Dieron las gracias, sin poder dejar de llorar y explicaron por qué aquello les había llegado tanto en su lengua materna, el coreano, haciendo uso de un traductor que hasta el momento solo fue utilizado por SUGA, el único miembro que siguió dando sus discursos en su idioma natal. 

Tras aquello, esta vez sí, Wembley se fue vaciando por última vez. Los dos primeros conciertos de la gira Europea de Love Yourself: Speak Yourself habían llegado a su fin y era la hora de emprender el viaje de vuelta a casa. Todo, con una promesa que los mismos chicos hicieron sobre el escenario: el año que viene, BTS volverá a pisar suelo europeo

Estamos seguras de que estos conciertos van a ser un gran e imborrable recuerdo que permanecerá para siempre en la memoria de todas las personas que tuvieron la suerte de poder asistir. 

¿Y tú? ¿Tuviste esa suerte? ¿Formaste parte de los afortunados que accedieron al soundcheck? ¡Cuéntanos tu experiencia!


Publicar un comentario

Designed by OddThemes | Distributed by Gooyaabi Templates