Home Ads

28/1/16

REVIEW: Los Odiosos Ocho

En BA NA NA necesitábamos un poco de acción y gore, así que hemos decidido acercarnos a las salas de cine a ver la octava película de Quentin Tarantino, Los Odiosos Ocho


Para saber lo que nos ha parecido ¡continúa leyendo!



Con 3 horas de duración, algo mas bien digno de Scorsese, Los Odiosos Ocho puede parecer demasiado larga, incluso algo aburrida pero justo cuando estás a punto de perder la paciencia y rezar para que acabe ¡BAM! aparece la magia tan característica, innovadora y poco apreciada de Tarantino.

El western está ambientando en Wyoming y comienza con Marquis Warren, interpretado por el magnífico Samuel L. Jackson, un soldado de la antigua Unión americana convertido en cazarrecompensas, que sigue enfrentándose día a día con la tensión racial, años después del final de la Guerra Civil y se encuentra varado en mitad de la nada hasta que se topa con John Ruth (Kurt Russell), quien viaja esposado a Daisy Domergue (Jennifer Jason-Leigh), una prisionera a la que debe llevar a la horca. Luego aparece Chris Mannix (Walton Loggings), un sureño que dice ser el nuevo sheriff de Red Rock (lugar al que todos se dirigen). El acercamiento de una ventisca les obliga a compartir carruaje hasta la "Mercería de Minnie”, donde encuentran compañía: Tim Roth es un verdugo británico llamado Oswaldo Mobray y le acompaña Michael Madsen quien hace de un callado y sospechoso vaquero llamado Joe Cage. También está el mexicano Bob (Demián Bichir), quien dice estar encargado del negocio de la ausente Minnie y el general confederado Sanford Smithers (Bruce Dern), quien claramente no está nada feliz con la llegada de un negro a la mercería, en la que deberán mantenerse confinados hasta que pase la tormenta, cosa que favorece al desarrollo de los diálogos y de los personajes, antes de que comiencen a matarse unos a otros.


Todos actúan estupendamente, especialmente Leigh, su interpretación es una caja de sorpresas. Sin embargo, hay una cara familiar pero no en este “universo”, Channing Tatum, el actor al que estamos acostumbrados a ver en comedias junto a Jonah Hill o bailando y haciendo de héroe, sorprende con su interpretación de Jody, un pandillero hillbilly. Hay que decir que Tatum se está transformado lenta pero inexorablemente en un actor de películas más serias y con más sustancia, cosa que es digna de aplaudir.

Una vez reunidos los odiosos ocho, el café es envenenado, balas son disparadas, sangre salpicada, se van apilando los cuerpos sin vida y hasta se llega a leer una carta de Abraham Lincoln, y aunque parece no tener coherencia, la suma de todas las partes definitivamente es igual a una obra maestra. 

El film pasa a formar parte de una nueva etapa en la vida cinematográfica de Tarantino que comenzó con Bastardos sin Gloria, un film de venganza judía y siguió con Django: desencadenado, un film de venganza negra; y comparte con ellas un impulso a imaginar cómo el mundo de fantasía del cine podría cruzarse con la crueldad de la historia del mundo real y ofrecer una especie de reparación simbólica. Tienen una intención seria de cobrar una imaginaria vendetta por injusticias reales. El resultado es un compromiso ético complicado y arriesgado pero muy interesante.



Es inútil y estúpido quedarse solamente con la utilización de insultos como “nigger” o “bitch”, el guión es mucho más complicado y profundo que esto, tiene un trasfondo, lleva un mensaje. Este mensaje es el que le agrega a sus tramas realidad, y sabemos que si hay que dejar de ser políticamente correcto para que las historias racistas, xenófobas y misóginas sean más autenticas y sinceras, Tarantino no dudará en hacerlo.

Un ocho para Los Odiosos Ocho

¿Has visto la última peli de Tarantino? ¿Qué te ha parecido? ¿Te gusta su estilo? ¡Cuéntanos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONÓCENOS

BA NA NA es una web de información sobre la cultura coreana. Te traemos toda la información sobre el K-POP en español. ¡No te pierdas las últimas novedades!

¡Suscríbete!